if(typeof window !== 'undefined' && window.location.hostname === "fr.sailgp.com") { }
ESP flag

España mejora en una jornada marcada por los vientos impredecibles que terminó con victoria de Nueva Zelanda por primera vez en su historia

  • Los gallos lograron acabar el Great Britain Sail Grand Prix | Plymouth con sensaciones positivas tras una primera jornada complicada
  • Nueva Zelanda logra su primera victoria en SailGP en una final inédita en la que se enfrentó a Australia y a una combativa Dinamarca
  • VNR’s y declaraciones
  • Fotos del segundo día de carreras
Great Britain Sail Grand Prix | Plymouth | Season 3 | Spain | Racing

El equipo español de SailGP logra marcharse de Plymouth con mejores sensaciones que en la primera jornada, tras un fin de semana marcado por un viento impredecible. Las carreras del domingo han sido sumamente complicadas por la ausencia de viento que obligó a los pilotos a maniobrar y optar por estrategias arriesgadas. Los de Jordi Xammar acabaron firmando una séptima y una sexta posición que mejoran los resultados del sábado. Los vencedores fueron los neozelandeses que supieron manejar mejor que nadie los vientos para coronarse por primera vez en la historia de SailGP.

Si durante las carreras del sábado fueron los constantes cambios de viento los que dificultaron las posibilidades del equipo español, en la jornada de cierre han sido las rachas en las que era prácticamente inexistente. Los barcos debían evitar los pozos de viento haciendo varias maniobras agresivas y arriesgadas en busca de corrientes que les ayudaran a ganar la velocidad suficiente para encarar las puertas. En varias ocasiones han tenido que recuperar el ritmo perdido llegando a quedarse sin poder volar, con ambos patines en el agua. Estas condiciones han afectado el rendimiento de todos los equipos mostrando una vez más, que en SailGP nada está escrito. Canadá y Francia, que cosecharon buenos resultados ayer, hoy no han destacado, y Nueva Zelanda y Dinamarca, han logrado llegar a la final por primera vez.

La final, disputada entre Nueva Zelanda, Dinamarca y Australia tuvo una salida espectacular. Los kiwis optaron por una estrategia más arriesgada y les salió bien. Los de Peter Burling estuvieron varios minutos en cabeza, pero los nórdicos, comandados por Nicolai Sehested, tomaron el liderato con la intención de dar la campanada. Todos tuvieron problemas para encontrar viento, pero la embarcación neozelandesa supo ser paciente y protagonizó una espectacular remontada para llevarse el trofeo y el triunfo en Plymouth, en una prueba final apasionante que puso el broche de oro a un Gran Premio muy táctico. Los australianos no fueron capaces de ganar y pusieron punto y final a su racha victoriosa, ya que habían vencido en los dos primeros grandes premios de la temporada, quedándose con el segundo puesto. Dinamarca cerró el podio con una meritoria tercera plaza.

En un fin de semana de carreras impredecibles y vientos cambiantes, se celebraba el décimo aniversario de los JJ.OO. de Londres 2012 donde varios de los atletas de SailGP como sir Ben Ainslie, Tom Slingsby o Peter Burling, consiguieron medallas de oro y plata respectivamente. El equipo británico, además, ha contado con una sexta tripulante de excepción, la Duquesa de Cambridge, Kate Middleton, amante de la vela y que se ha atrevido a llevar el volante durante una regata amistosa disputada entre Gran Bretaña y Nueva Zelanda.

El F50 Victoria volvía estar bajo el mando de Jordi Xammar (piloto) junto a Florian Tritell (trimmer de ala), Diego Botin (controlador de vuelo), Jake Lilley (grinder) en la carrera 4, Joan Cardona (táctico y grinder) y Paula Barceló (estratega), siendo en la carrera 5 Joel Rodríguez el grinder junto a Cardona.

Jordi Xammar ha destacado lo que pueden suponer este tipo de pruebas de cara al futuro: “No ha sido el mejor gran premio para nosotros, pero de los eventos más duros es de los que más se aprende y eso es lo que vamos a hacer. Además, estamos compitiendo contra los mejores regatistas del mundo. Sacaremos conclusiones y volveremos más fuertes, es cuestión de tiempo”.

En la misma línea comentaba Paula Barceló, cómo pueden mejorar de cara al futuro tras un fin de semana con condiciones complicadas: “Lo importante es apuntar todo esto en la libreta, aprender de los errores y seguir hacia adelante. De ayer a hoy hemos subido un escalón, hemos fallado en las salidas, pero la dinámica en el barco ha sido mucho mejor respecto ayer y debemos seguir aprendiendo y avanzando, que es lo importante”.

“Días como hoy te recuerdan que todo está abierto hasta el final y hemos salido con ese mindset” decía Florian Trittel. “Estamos más contentos que ayer, hemos dado un paso adelante sobre todo en la comunicación a bordo y en anticipación de las situaciones hemos mejorado. Con ganas de que llegue Copenhague y demostrarle a la gente de lo que somos capaces” confirmaba Joan Cardona.

En la primera carrera, las condiciones en el campo de regatas han sido realmente complicadas y los barcos han tenido que hacer muchas maniobras para evitar los pozos de viento que les hacían perder velocidad. La salida de España ha sido complicada, pero los gallos han sabido esperar su momento y han logrado superar a suizos y estadounidenses. Parecía que el ganador iba a salir del espectacular duelo que estaban protagonizando británicos y daneses, pero los australianos han llegado como una exhalación desde atrás en busca de aguar la fiesta de los anfitriones. Pese a ello, el barco comandado por sir Ben Ainslie ha sabido manejar la presión a la perfección, ganando distancia con respecto a sus perseguidores. Una victoria en casa para celebrar el décimo aniversario de la medalla de oro de Ainslie en los Juegos de Londres 2012.

La segunda carrera ha comenzado con una salida realmente lenta y con todos los equipos afectados por la ausencia de viento y en busca de rachas que les hicieran ganar velocidad. Fruto de estas dificultades, y de la imposibilidad de volar en algunos momentos, la dirección de carrera ha decidido recortar el trazado y terminar tras la cuarta puerta en lugar de en la sexta. La lupa estaba sobre australianos y británicos, que se han disputado un puesto en la final. Los de Ben Ainslie iban por delante, pero tras una maniobra arriesgada en los metros finales, fueron penalizados y tuvieron que ceder su posición. Finalmente la prueba se la llevaron los neozelandeses que esperaban a Dinamarca y Australia en la gran final.

Una carrera final inédita, con Dinamarca y Nueva Zelanda luchando por primera vez en SailGP por llevarse un gran premio. Los australianos querían conseguir su tercera prueba consecutiva, demostrando su liderazgo en la clasificación y que son capaces de pelear por los puestos de cabeza incluso cuando no están del todo finos. Nueva Zelanda supo aprovechar la falta de ritmo de sus rivales para adelantarlos y encarar los metros finales con cierta comodidad logrando su primer triunfo en SailGP. Australia terminó en segunda posición y Dinamarca cerró un inesperado y trabajado podio que sabe a victoria para los de Nicolai Sehested, que serán anfitriones en la próxima cita de SailGP los próximos 19 y 20 de agosto en Copenhague.


Rolex Logo White (Presenting Partner)

NEAR Logo White - Global PartnerOracle Logo White (Global Partner)Cognizant Logo White (Official Partner)Kuehne+Nagel Logo White (Official Partner)